» » » La Fundación Sevillana Endesa ilumina el interior de la iglesia de Santa Ana, en la Roda de Andalucía

La Fundación Sevillana Endesa ilumina el interior de la iglesia de Santa Ana, en la Roda de Andalucía

Publicado en: Noticias Patronos | 0

· El arzobispo de Sevilla, el alcalde de la localidad, el presidente de la Diputación provincial y el presidente de la Fundación Sevillana Endesa inaugurarán esta noche, a las 21.30 horas, esta iluminación artística.

El proyecto responde a criterios de sostenibilidad y alta eficiencia energética mediante el empleo de 216 puntos de luz de alta eficiencia energética que permiten 20 encendidos diferentes dependiendo de las necesidades de eventos en el templo y que proporcionan un ahorro del  68% en el consumo eléctrico en comparación con sistemas tradicionales.

· La Fundación conmemora durante este año el 25 aniversario de su constitución con un amplio programa de actividades que ponen en valor el trabajo realizado durante este cuarto de siglo y afianzan el compromiso que la empresa siempre ha mantenido con el desarrollo social y cultural de Andalucía y Extremadura.

Sevilla, 9 de julio de 2014. Juan José Asenjo Peregrina, arzobispo de Sevilla, Fidel Romero Ruiz, alcalde de La Roda de Andalucía, Fernando Rodríguez Villalobos, presidente de la Diputación de Sevilla, y Antonio Pascual Acosta, presidente de la Fundación Sevillana Endesa,  presidirán hoy la inauguración de la iluminación artística de la Iglesia Parroquial de Santa Ana, proyecto para el que la Fundación ha destinado aproximadamente 63.000 euros.

Al acto, que tendrá lugar a las 21.30 horas, asistirán también el párroco de Santa Ana, Adolfo Pacheco Sepúlveda, el director general de Endesa en Andalucía y Extremadura y patrono de la Fundación Sevillana Endesa, Francisco Arteaga Alarcón, y el director de la Fundación Sevillana Endesa, Jesús García Toledo, entre otros representantes del Gobierno local y de la Diócesis.

Para el proyecto de iluminación artística, que resalta los elementos y espacios de mayor relevancia del templo barroco del XVIII recientemente restaurado, han sido instalados 216 puntos de luz que, en su conjunto, demandan una potencia de sólo 5,8 kilovatios, lo que equivaldría al consumo de una placa de cocina vitrocerámica de uso doméstico.

Como en todos sus proyectos de iluminación, la Fundación Sevillana Endesa ha empleado elementos de alta eficiencia energética y sostenibilidad ambiental gracias a la aplicación de las técnicas actuales más avanzadas en iluminación tendentes al ahorro de energía y a la eficiencia de los proyectores y de las lámparas utilizadas. Se han utilizado, además, fuentes de luz de larga vida de funcionamiento para aminorar los costes de mantenimiento al prolongar los tiempos de sustitución de las lámparas.

De esta manera, la nueva iluminación permite un ahorro en el consumo de energía del 68% respecto a una actuación con elementos tradicionales y evitará la emisión anual a la atmósfera de 1,4 toneladas de CO2 en el supuesto de un uso diario de toda la iluminación durante una hora.

El proyecto contempla dos tipos de iluminación generales para aportar flexibilidad y versatilidad de uso: luz indirecta para llenar grandes espacios y directa de acentuación para destacar imágenes, símbolos y elementos arquitectónicos; la primera se sirve de lámparas de descarga master color, leds de alta potencia y fluorescencia compacta de última generación (gran rendimiento lumínico y excelente reproducción cromática) y, para la segunda, se han instalado pequeños proyectores con lámpara de tecnología led.

En definitiva, las partes del templo que se destacan son el retablo y la bóveda del altar mayor, el sagrario y la imagen titular, la cúpula y bóvedas laterales del crucero, la sede del presbiterio, la pila bautismal, la mesa del altar y el ambón. Todo ello en un contexto de iluminación general de tres niveles en función de la intensidad deseada completada con la iluminación de naves laterales y sus bóvedas, altares laterales y la bóveda elíptica frente a las capillas.

Así la Fundación Sevillana Endesa contribuye a la conservación y puesta en valor del patrimonio histórico y artístico de la ciudad, posibilitando la promoción de la cultura en un contexto de dificultad económica.

En este sentido, la Fundación ha llevado a cabo durante 2014 en la provincia de Sevilla la iluminación del exterior de la Iglesia del Carmen de Estepa, ha firmado el acuerdo de colaboración para la iluminación del conjunto monumental de Gerena y del exterior del Ayuntamiento de El Viso del Alcor  y tiene previsto realizar la iluminación del presbiterio de la Iglesia de San Miguel Arcángel de Morón de la Frontera y la iluminación del interior de la Iglesia de Nuestra Señora de la Candelaria de la Puebla de Cazalla.

 

25 aniversario de la Fundación Sevillana Endesa

La iluminación del interior de la iglesia de Santa Ana se enmarca dentro del Programa de Actividades conmemorativas que la Fundación ha previsto para celebrar sus bodas de plata, orientado a la puesta en valor del trabajo realizado por esta entidad durante toda su trayectoria y a continuar su apuesta por la promoción de la cultura, para lo que dedicará casi 1,3 millones de euros.

Esta iniciativa supone un nuevo paso para reafirmar el compromiso que la empresa siempre ha mantenido con el desarrollo social y cultural de Andalucía y Extremadura que, en sus más de 120 años de vida, ha sido uno de los principales motores de su economía y avance.

La Fundación Sevillana Endesa comenzó en 1989 su actividad sin ánimo de lucro y orientada al fomento de actuaciones de interés general que se identifiquen principalmente con los proyectos de iluminaciones artísticas, ámbito en el que ha logrado ser un referente a nivel nacional e internacional, fomentando el embellecimiento del patrimonio histórico-artístico de Andalucía y Extremadura con más de 300 proyectos de iluminaciones artísticas.

 

Iglesia de Santa Ana

Ubicada entre las calles Granada y Cervantes de La Roda de Andalucía, la construcción de este templo barroco se realiza cronológicamente en dos etapas;  la primera se desarrolla a principios del siglo XVII, período en el que se levanta el núcleo central del templo, con el crucero y la cabecera; la segunda, que finaliza en el siglo XVIII, aporta las naves laterales.

Se trata de dos fases que marcan también la división del propio interior ya que se aprecia una clara diferencia estilística entre el crucero y la cabecera, en comparación con las naves laterales.

Por su parte, el exterior de la Iglesia de Santa Ana está compuesto por una sencilla principal  realizada en piedra y por una torre-campanario.

De su interior destacan el retablo mayor, datado en el siglo XVIII, y los tres retablos dedicados a Jesús Nazareno, realizados a finales del mismo siglo, así como las imágenes de la Virgen de la Soledad y la Virgen de los Llanos, atribuidas a Antonio Castillo Lastrucci.

Destacan también el púlpito en jaspe rojo, y varios lienzos del siglo XVII, que representan a la Divina Pastora y a la Virgen del Pópolo.