» » » Endesa pone en servicio la nueva subestación Villa Romana, en Estepona.

Endesa pone en servicio la nueva subestación Villa Romana, en Estepona.

Publicado en: Noticias Patronos | 0

· La nueva instalación, cuya inversión de es de aproximadamente 5,8 millones de euros sufragados en su mayoría por promotores de actuaciones urbanísticas del entorno, atiende las necesidades de la zona oeste de la localidad y está preparada para ampliarse en futuros desarrollos.

· La subestación, que permitirá también mejorar la calidad de servicio en esta parte de la ciudad, realiza la transformación de energía eléctrica de 66 a 20 kilovoltios y cuenta con dos transformadores de 40 megavatios de potencia cada uno.

 

 

Málaga, 12 de diciembre de 2013. Técnicos de Endesa han finalizado los trabajos de ejecución y puesta en servicio de la nueva subestación Valle Romano, emplazada en la calle Ecuador, en la zona oeste de la localidad malagueña de Estepona, para el suministro eléctrico al crecimiento urbano de esta parte del municipio y los futuros nuevos desarrollos que hubiera en el sector.

La nueva instalación —construida con tecnología de última generación de tipo interior blindada, lo que evita los tradicionales parques de transformación intemperie, con la consiguiente minimización del impacto visual y paisajístico— realiza la transformación de energía de alta a media tensión (66 a 20 kilovoltios) gracias a dos transformadores de 40 megavatios de potencia cada uno. Esta capacidad es ampliable ante futuras necesidades por crecimiento de la demanda.

Con todo ello, la subestación, cuya construcción ha supuesto una inversión de aproximada de 5,8 millones de euros aportados en su mayor parte por los  promotores de varias actuaciones urbanísticas, mejora adicionalmente la calidad de servicio en la zona de influencia al permitir un reparto de cargas más equilibrado reconfigurando la red de transporte y distribución. Además, la nueva inyección en alta tensión a la subestación facilita las maniobras en caso de necesidad ya que la está interconectada en 66 kilovoltios con las subestaciones próximas de Casares y Jaralillos (ésta última en el término municipal de la capital malagueña), con lo que ante cualquier incidencia o trabajo programado el suministro puede ser reconducido por líneas alternativas.

En este sentido, la alimentación de la nueva subestación se ha realizado a través de una nueva línea de alta tensión (66 kilovoltios) ejecutada desde la ya existente entre las dos subestaciones antes citadas.

Al igual que la nueva línea, la subestación incorpora avanzada tecnología y elementos de última generación, como los sistemas de regulación en carga, que permiten hacer frente a las variaciones de tensión que presenta la red de transporte, y el Sistema Integrado de Control y Protecciones (SICP), herramienta que facilita y agiliza la maniobrabilidad y un mejor y mayor control sobre la instalación al interconectarla con en Centro de Operación de la Red de la Compañía, situado en Sevilla.