» » » Endesa, con el día mundial del agua

Endesa, con el día mundial del agua

Publicado en: Noticias Patronos | 0

Desde hace ya 22 años, el Día Mundial del Agua se celebra anualmente el 22 de marzo para mantener y fomentar la atención sobre la importancia del agua dulce y la defensa de la gestión sostenible de los recursos hídricos.

La creación de un día internacional dedicado al agua fue una recomendación de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo (CNUMAD) de 1992 en Río de Janeiro y la Asamblea General de las Naciones Unidas respondió a dicha recomendación designando el 22 de marzo de 1993 como el primer Día Mundial del Agua.

Cada año, el Día Mundial del Agua destaca un aspecto particular relacionado con el agua y, para 2015, se eligió como lema: “Agua para un mundo sostenible” (http://www.unwater.org/worldwaterday/). El lema de este año se dirige a fomentar la reflexión sobre cómo el agua es fundamental para las tres dimensiones del desarrollo sostenible: social, económica y ambiental, así como la necesidad de pasar de un enfoque sectorial del agua hacia un enfoque multidisciplinar, que capte las interconexiones entre la alimentación, la energía, la salud, el comercio, el medio ambiente y el agua.

Endesa y todo el Grupo Enel se quieren unir a un día como éste pues son conscientes del importante papel que juegan los grandes grupos empresariales en el desarrollo y la implementación de soluciones respecto a la problemática del agua. Para Endesa, el desarrollo sostenible como integración de las tres dimensiones que lo integran (ambiental, social y económica), es un pilar esencial de su estrategia, por eso incluye como uno de sus compromisos más importantes la protección del medio ambiente. Destacar que Endesa en la búsqueda de la excelencia en la gestión ambiental focaliza grandes esfuerzos en la gestión integral del agua en todos sus ámbitos de actividad.

Endesa ha identificado el agua como un recurso estratégico y crítico que se verá afectado por el cambio climático. Las previsiones de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) manifiestan que, si no se adoptan nuevas políticas, en el año 2050 más del 40 por ciento de la población mundial vivirá en áreas bajo estrés hídrico severo.

Endesa, asumiendo un papel de liderazgo en las eléctricas españolas, se ha adherido de nuevo en 2014, y por quinto año consecutivo, al CDP Water Disclosure, una iniciativa que proporciona datos relativos al agua y su gestión por las corporaciones más grandes del mundo de cara a informar al mercado global sobre el riesgo de inversión y oportunidades comerciales, y para ayudar a dirigir las inversiones hacia el uso sostenible de este recurso. Este año, y como un paso más en su compromiso con la problemática del agua, Endesa ha participado en el proyecto piloto de scoring promovido por CDP Water, habiendo obtenido un nivel de “Leadership”, por encima del valor medio del sector que se encuentra en el nivel “Management”.

Dentro de esta iniciativa, CDP publica anualmente un Informe. Este año el “CDP Global Water Report 201 – From water risk to value creation”, analiza, a través de las respuestas de las 1064 empresas que han participado en la iniciativa, cuáles son los principales riesgos y oportunidades detectados por las empresas en relación a la disponibilidad del agua, así como las tendencias de las compañías en la gestión de estos riesgos. Dentro de este informe destaca que Endesa utiliza la herramienta del WBCSD Global Water Tool para conocer las condiciones de riesgo de las instalaciones a nivel de cuenca hidrográfica.

Dado que el agua es un bien común, su gestión se ha convertido en un tema social, cultural y ambientalmente delicado, particularmente en tiempos y lugares con escasez de agua, por lo que las soluciones para mejorar las condiciones de abastecimiento de agua, saneamiento y calidad requieren un enfoque que implique, sin duda, asociaciones y acciones colectivas como las que emanan del concepto de colaboración en la esfera del agua, de Naciones Unidas.

Endesa está continuamente actualizando y alineando sus estrategias corporativas con relación al agua, con los objetivos de políticas públicas e iniciativas que surgen de las múltiples partes interesadas. Sólo a través del contacto ágil y continuo entre todas esas partes implicadas se está en condiciones de poder entender, anticipar y responder a los nuevos problemas y expectativas. Un diálogo abierto resulta también necesario en la prevención y reducción del riesgo de futuros conflictos relacionados con el agua.

Si la sostenibilidad es el equilibrio entre lo económico, lo social y lo ambiental, el agua es seguramente uno de los factores de sostenibilidad más paradigmáticos. Endesa lo sabe, lo adopta y lo defiende, produciendo energía renovable a partir del agua mediante saltos hidroeléctricos y utilizándola de forma eficiente en otras tecnologías (térmica y nuclear). La producción hidroeléctrica de Endesa en el año 2014 ha representado un 11,1% de la producción total, con un parque hidroeléctrico que representa el 20,6% de la capacidad total instalada.

Esta producción de energía, habitualmente va asociada a embalses que cumplen funciones de abastecimiento de agua para distintos usos, y se lleva a cabo bajo sistemas de gestión ambiental voluntarios y certificados que, atendiendo al Plan de Medio Ambiente de la Compañía y en concreto al programa de gestión integral del agua, obligan a la mejora continua en el control de todas las aguas residuales generadas, así como en la preservación del estado ecológico de los embalses y los tramos de ríos regulados asociados, y todo ello con un uso eficiente de los recursos hídricos.

 

ANÁLISIS DE ESTRÉS HÍDRICO DE Endesa

Durante el año 2014 Endesa ha realizado de nuevo un análisis para identificar cuáles de sus instalaciones se encuentran en zona de estrés hídrico. Es importante destacar que el estrés hídrico de una zona es inherente a la misma y no viene en ningún caso motivado por la presencia de una instalación.

Se define como zona bajo estrés hídrico aquella con una disponibilidad de recurso hídrico por debajo de los 1.700 m3/persona y año, definidos por la FAO como la cantidad mínima de agua dulce necesaria para cubrir las necesidades de alimentación, salud e higiene.

El análisis del estrés hídrico se realiza a través de una herramienta informática, la “Global Water Tool for Power Utilities” (GWT), que ha sido desarrollada por el “World Business Council for Sustinable Development” (WBCSD) y está dirigida a compañías y organizaciones para facilitar la identificación y el análisis del consumo de agua producido durante el desarrollo de su actividad productiva, además de evaluar los riesgos relacionados con sus operaciones globales y su cadena de proveedores en lo relativo a la utilización de los recursos hídricos.

Para la realización del estudio se han tenido en cuenta un total de 47 centros de producción de energía que corresponden a distintas tipologías: 30 centrales térmicas y 17 centrales hidroeléctricas. Las conclusiones que ha permitido extraer el estudio han sido ciertamente interesantes:

– Un total de 20 centrales se encuentran en zonas definidas como de recurso hídrico bajo estrés, lo que representa el 42,5% de las centrales de Endesa. Sin embargo, es importante destacar que el 90% de las centrales ubicadas en esas zonas, no consumen agua dulce, bien sea en el caso de centrales térmicas porque se abastecen únicamente de agua salada para todos sus usos, bien sea en el caso de centrales hidroeléctricas porque realizan un uso sin consumo, del agua dulce.

– Las centrales ubicadas en zona con recurso hídrico bajo estrés (< 1.700 m3/persona y año) y con consumo de agua dulce son sólo el 4,3% de las centrales de Endesa, que producen el 1,5% de la energía.

Es importante indicar que todas las centrales de Endesa, en los casos donde generan consumos de agua, lo hacen dentro de los valores normales esperados para centrales de las diferentes tecnologías utilizadas, y que muchas de ellas dan suministro a grandes áreas urbanas, en zonas con grandes necesidades de abastecimiento energético, por lo que resulta indispensable que las centrales se ubiquen allá donde se encuentran actualmente.

Tal y como ya se ha apuntado, cabe resaltar que todas las centrales disponen de un sistema de gestión ambiental certificado ISO 14001, en cuyos programas de gestión medioambiental muchas de ellas fijan objetivos de reducción de consumos de agua o de mejora de los vertidos, medidas que permitirán reducir la afectación de las centrales a la disponibilidad de recurso de agua dulce en sus respectivas cuencas.

 

HUELLA HÍDRICA DE Endesa

Endesa ha iniciado en el año 2012 un proyecto de cuantificación de los aspectos ambientales generados por sus instalaciones, con el objetivo de determinar su “impronta” en diversos vectores ambientales, y conformar así la huella ambiental de Endesa. El enfoque que se utiliza para el cálculo de las diferentes huellas es integral; es decir, tiene en cuenta tanto aspectos ambientales directos (generados por las instalaciones) como indirectos (asociados a las etapas del ciclo de vida). El proyecto se completa con la valoración de la afección asociada a las diferentes huellas en función de la vulnerabilidad del medio afectado en cada caso.

La metodología seguida para la cuantificación de la huella ambiental es la promovida por la Comisión Europea.

Una de las huellas más importantes que conforman la huella ambiental es la huella hídrica, que cuantifica el impacto ambiental tanto en términos cuantitativos de aquellos indicadores relacionados con el agua (consumo, vertido, sustancias contaminantes), y valora la afección causada sobre el medio hídrico (calidad de las aguas, eutrofización, agotamiento de recursos hídricos y alteración de las condiciones del medio).

De forma resumida se trata de identificar y cuantificar los aspectos ambientales relacionados con el agua, generados en la instalación y a lo largo de los ciclos de vida de sus suministros, para a continuación valorar el impacto que estos aspectos producen en el medio hídrico y posibilitar de la forma más precisa posible las medidas de adecuación necesarias.

 

RECURSOS HÍDRICOS Y BIODIVERSIDAD en Endesa

La conservación de la biodiversidad es uno de los tres ejes de los que consta el Plan de Medio Ambiente de Endesa; prueba de ello es la existencia del Plan de Conservación de la Biodiversidad de Endesa. Este Plan se inserta dentro de la Política Medioambiental de la Compañía como una de sus facetas más relevantes y distintivas, ya que todas las acciones incluidas en él se realizan bien de manera completamente voluntaria, bien sobrepasando con creces los requerimientos ambientales meramente obligatorios. Además, todos los proyectos del Plan suponen una mejora verificable y cuantificable en términos de biodiversidad o en términos de contribución al conocimiento científico que existe sobre ella.

El Agua entendida como recurso, hábitat, y en suma sustento indispensable para la vida juega un papel trascendental en la conservación de la biodiversidad, y esto queda reflejado en el hecho de que un buen número de los proyectos que forman parte del Plan para la Conservación de la Biodiversidad de Endesa están relacionados con el agua y los recursos hídricos.

Especialmente relevante dado el tema designado para el Día Internacional del Agua 2015 es el proyecto de investigación denominado “Sostenibilidad de Recursos Hídricos bajo el Cambio Global”, que Endesa viene desarrolla en colaboración con el ICRA (Institut Català de Recerca de l’Aigua).

El cambio climático y global puede conllevar el empeoramiento de los ecosistemas proveedores de recursos hídricos, afectando la utilización sostenible de estos recursos y el mantenimiento y mejora de la calidad del agua y de los hábitats fluviales asociados. Por tanto, incrementar el conocimiento de las consecuencias del cambio global sobre la calidad del agua, y sobre el funcionamiento integral de los ecosistemas es esencial para mantener la sustentabilidad del agua y su calidad.

A la vista de este escenario, en el año 2013 Endesa comenzó su colaboración con el ICRA para el desarrollo de este proyecto de investigación sobre los efectos del cambio global en el agua como recurso y en el estado ecológico potencial de las masas de agua en cuencas con alta actividad hidroeléctrica.

Además, Endesa tiene en preparación la publicación de una monografía sobre el papel ecológico de las lagunas esteparias que se publicará previsiblemente en los próximos meses y llevará por título “Islas de Agua en Tierras de Sed”. Los lagos y lagunas esteparias son masas de agua de carácter fluctuante y a la vez altamente productivas, imprescindibles en el mantenimiento de la biodiversidad del territorio donde se encuentran. De indudable interés para las aves, especialmente para aquellas especies migratorias, poseen además una interesante biota acuática rica en endemismos.

Esta clase de ambientes acuáticos han sido a lo largo de la historia natural fuentes de nueva biodiversidad, al posibilitar a menudo la existencia de amplias interfases o ecotonos entre el medio acuático y terrestre y fomentar con ello mecanismos de adaptación de las especies a duras situaciones de cambio en las condiciones ecológicas imperantes. A todo esto habría que añadir además su considerable valor territorial y paisajístico.

La monografía que prepara Endesa contará con información sobre los distintos tipos de lagos y lagunas que existen, cómo cada uno de estos tipos funciona como ecosistema, las características de las estepas como espacios naturales y qué tipos de masas de agua pueden encontrarse en ellas. Además, esta publicación describirá, con cierto detalle, los ambientes lacustres de la Península Ibérica, de clima mediterráneo, y los existentes en Mongolia, como territorio paradigmático de clima puramente estepario.

Sin abandonar el agua como ecosistema, el Plan de Conservación de la Biodiversidad de Endesa cuenta, asimismo, con varios proyectos enfocados a la conservación o el estudio de especies de hábitat acuático, de entre los que se señalan a continuación los más relevantes.

En 2014 se han llevado a cabo actuaciones para la conservación de la trucha (Salmo trutta) y el cavilat (Cottus hispanolensis) en la cuenca del Garona. La trucha y el cavilat son dos especies de peces autóctonas relevantes por distintos motivos: la trucha tiene gran importancia para la pesca y el turismo; mientras que el cavilat es un pez endémico de la cuenca del Garona y está incluido en el Catálogo Nacional de Especies Amenazadas como Especie en Peligro de Extinción. Ambas especies quedaron afectadas por una riada en 2013, por lo que Endesa participó en este proyecto en el que se utilizaron técnicas de traslocación de individuos (caso de las truchas) y cría en cautividad y posterior liberación (caso del cavilat) para fortalecer ambas poblaciones. Este proyecto ha supuesto la primera experiencia a nivel mundial de cría en cautividad del cavilat, y por lo tanto, además de cumplir su propósito de conservación ha servido para recabar datos sobre el ciclo biológico y los requerimientos de esta especie.

Asimismo, durante el último año se ha realizado un estudio sobre el efecto de la presencia de especies invasoras de peces sobre los anfibios y comunidades acuáticas de lagos de alta montaña regulados por actividad hidroeléctrica. El objetivo de este estudio realizado en colaboración con el CSIC ha sido el de evaluar el efecto, por un lado, del represamiento de lagos para almacenamiento de energía hidroeléctrica y por otro, el efecto de la introducción de especies invasoras de peces como la trucha y el picardo en el estado de las comunidades naturales de los lagos de alta montaña del Pirineo.

También acerca del estudio de los lagos pirenaicos y las especies que los pueblan, Endesa ha llevado a cabo un Estudio sobre la Bioclimática, Ecología, Demografía y Morfología del Tritón pirenaico (Calotriton asper). El tritón pirenaico es una especie endémica de los Pirineos, indicadora de la calidad ecológica de los sistemas lacustres de alta montaña, que se encuentra en franca regresión. Actualmente, estácatalogada como “casi amenazada”, debido a las alteraciones de su hábitat y sobre todo a la introducción artificial de peces (predadores) en lagos pirenaicos.

Durante 2014, se publicaron gracias a la participación expresa de Endesa un total de 15 comunicaciones a congresos y 8 artículos científicos relacionados con los recursos hídricos.