» » » El beneficio neto se sitúa en 448 millones de euros, un 5.9% menos que en el primer trimestre de 2013, por las medidas regulatorias y la devaluación de las monedas en latinoamérica

El beneficio neto se sitúa en 448 millones de euros, un 5.9% menos que en el primer trimestre de 2013, por las medidas regulatorias y la devaluación de las monedas en latinoamérica

Publicado en: Noticias Patronos | 0

• El EBITDA de la compañía descendió un 9,6% en el periodo, hasta 1.499 millones de euros.

• Las medidas regulatorias y fiscales aprobadas en España desde el año 2012 han tenido un impacto acumulado de 1.719 millones de euros, de los que 390 millones de euros corresponden al primer trimestre de este año.


 

• De los 390 millones de euros, 117 millones corresponden a nuevas medidas que no afectaron al resultado del primer trimestre del ejercicio anterior.

• El esfuerzo de reducción de costes (48 millones de euros) y los menores gastos debidos a la menor producción térmica y a la mayor producción hidráulica han permitido que el EBITDA del Negocio de España y Portugal sea de 953 millones de euros, es decir, en línea con el del primer trimestre de 2013.

• A pesar del buen comportamiento que, en términos generales, ha tenido el negocio de Latinoamérica, la fuerte devaluación de las monedas de los países de la región donde opera Endesa, el fuerte incremento de los costes de distribución en Argentina y la caída del resultado de generación en Chile, motivado por la sequía y la parada de la central Bocamina II, han afectado al EBITDA de la región, que descendió un 22% en el periodo, hasta 546 millones de euros.

• Endesa tiene en su balance derechos de cobro de 1.818 millones de euros por la financiación del déficit de ingresos de las actividades reguladas (déficit tarifario) y de 530 millones por las compensaciones de los sobrecostes de la generación extrapeninsular.

• La deuda financiera neta de Endesa se situó en 4.395 millones de euros a 31 de marzo de 2014, con un incremento de tan solo 58 millones de euros respecto de la existente a 31 de diciembre de 2013, después del pago del dividendo a cuenta por importe de 1.588 millones de euros realizado el 2 de enero de 2014.


 

Madrid, 7 de mayo de 2014.- Endesa obtuvo un beneficio neto de 448 millones de euros en el primer trimestre de 2014, lo que supone una reducción del 5,9% respecto al mismo período del año anterior, debido a la disminución de 40 millones de euros en el resultado neto del Negocio de Latinoamérica.

La evolución negativa del resultado neto del Negocio de Latinoamérica (98 millones de euros, un 29% menos) se debe a la fuerte devaluación de las monedas de los países latinoamericanos donde Endesa opera, al fuerte incremento de los costes de distribución en Argentina, que no se han trasladado a tarifa, y a la caída del resultado de la generación en Chile, motivada por la sequía y la parada de la central Bocamina II.

El resultado neto del Negocio de España y Portugal se ha situado en 350 millones de euros, con un aumento del 3,6%. Este aumento se ha producido gracias a la reducción en los costes, tanto variables como fijos, y a pesar del impacto de las medidas regulatorias en vigor en el primer trimestre de 2014, que aún no estaban vigentes en el mismo período de 2013.

Las medidas regulatorias y fiscales aprobadas desde el año 2012 han tenido un impacto negativo de 390 millones de euros en el EBITDA del primer trimestre de 2014, de los que 117 millones de euros corresponden a medidas aprobadas en 2013 que no afectaron al primer trimestre del año pasado. Estos 390 millones de euros se añaden a los 1.329 millones de euros de impacto que Endesa ha registrado desde la puesta en marcha del conjunto de medidas adoptadas por el Gobierno desde 2012.

La generación de electricidad de Endesa en el primer trimestre de 2014 ascendió a 29.191 GWh, un 7,7% inferior, mientras que las ventas de electricidad se situaron en 40.146 GWh, con un aumento del 1,3%. Los descensos de la producción se deben, fundamentalmente, a la evolución negativa de la demanda eléctrica en el Negocio de España y Portugal, agravada por la mayor aportación de energía eólica e hidráulica al sistema. En Latinoamérica, se ha producido una disminución importante de la generación eléctrica en Chile y Argentina.

Como consecuencia de lo anterior, el resultado bruto de explotación (EBITDA) ha experimentado una reducción del 9,6%, hasta 1.499 millones de euros, marcado por la caída de 154 millones de euros que se ha producido en el EBITDA del Negocio de Latinoamérica. Las principales causas del descenso en Latinoamérica han sido:

– El efecto de la variación del tipo de cambio de las monedas de los países latinoamericanos en los que Endesa opera ha supuesto un impacto negativo de 79 millones de euros respecto del primer trimestre del año 2013.

– El empeoramiento de 48 millones de euros en el EBITDA del Negocio de distribución en Argentina como consecuencia del incremento de costes no repercutidos en la tarifa.

– La reducción de la generación eléctrica en Chile, como consecuencia de las condiciones hidrológicas en el país y la parada de la central Bocamina II, ha tenido un impacto de 47 millones de euros en el EBITDA.

Por su parte, el EBITDA en el Negocio de España y Portugal se ha reducido en 5 millones de euros (-0,5%). Esta caída se debe al impacto de las nuevas medidas regulatorias que han entrado en vigor con posterioridad al primer trimestre de 2013, y que han tenido un impacto de 117 millones de euros. Este impacto se ha compensado de manera parcial por la reducción de los costes variables y de los costes fijos: los costes variables han descendido de manera coyuntural por  la menor generación térmica y por los bajos precios del mercado mayorista; en cuanto a los costes fijos, la compañía ha realizado un enorme esfuerzo para reducirlos en 48 millones de euros (-9,1%) en este trimestre.

A pesar de la caída del 9,6% en el EBITDA de Endesa, el resultado de explotación (EBIT) ha experimentado una reducción más suave (-7,1%), hasta 948 millones de euros) debido a que, en el primer trimestre de 2014, el saneamiento de la cartera de derechos de emisión de dióxido de carbono (CO2) ha sido sólo de 19 millones de euros, 73 millones de euros menor que en el primer trimestre de 2013.

El cash flow operativo ascendió a 1.446 millones de euros frente a los 585 millones de euros generados en el mismo período de 2013 debido a la mejor evolución del capital circulante.

Las inversiones se situaron en 382 millones de euros (357 millones de euros en el primer trimestre de 2013). De esta cifra, 342 millones de euros corresponden a inversiones materiales e inmateriales y los 40 millones de euros restantes a inversiones financieras.

 

Situación financiera

La deuda financiera neta de Endesa se situó en 4.395 millones de euros a 31 de marzo de 2014, con un incremento de tan solo 58 millones de euros respecto de la existente a 31 de diciembre de 2013, a pesar del pago del dividendo a cuenta por importe de 1.588 millones de euros realizado el 2 de enero de 2014.

A la hora de analizar el nivel de endeudamiento de Endesa hay que tener en cuenta que, a 31 de marzo de 2014:

– Endesa sigue teniendo acumulado un derecho de cobro de 2.348 millones de euros por diversas partidas reconocidas en la regulación eléctrica española: 1.818 millones de euros por la financiación del déficit de ingresos de las actividades reguladas y 530 millones de euros por las compensaciones derivadas de los sobrecostes de la generación extrapeninsular.

– Adicionalmente, hay que tener en cuenta que, de los fondos recibidos en la ampliación de capital de Enersis realizada en 2013, 304 millones de euros han sido colocados en instrumentos financieros con vencimiento superior a tres meses, por lo que no contribuyen a la reducción de la cifra de deuda financiera.

Si se descuentan estos importes, el endeudamiento neto de Endesa a 31 de marzo de 2014 se sitúa en 1.743 millones de euros.

El patrimonio neto consolidado de Endesa a 31 de marzo de 2014 ascendía a 26.556 millones de euros, cantidad inferior en 206 millones de euros a la de 31 de diciembre de 2013, como consecuencia fundamentalmente de la devaluación de las monedas de los países en los que Endesa opera respecto del euro.

La evolución del patrimonio neto de Endesa y de la deuda financiera neta, han situado el ratio de apalancamiento (deuda financiera neta / patrimonio neto) en un 16,55% a 31 de marzo de 2014, frente al 16,21% que se registraba a 31 de diciembre de 2013.

El Negocio de España y Portugal

Durante el primer trimestre de 2014 la demanda eléctrica peninsular ha disminuido un 1,8% respecto del mismo período del año anterior (-0,6% corregido el efecto de laboralidad y temperatura).

En este escenario, la producción eléctrica peninsular en régimen ordinario del Negocio de España y Portugal fue de 12.354 GWh, lo que supone una disminución del 7,7%. La producción en los sistemas extrapeninsulares fue de 2.880 GWh, con un descenso del 3,6%. Durante este periodo, Endesa alcanzó una cuota de mercado del 32,9% en generación peninsular en régimen ordinario, del 42,2% en distribución y del 37,9% en ventas a clientes del mercado liberalizado.

Los ingresos del Negocio de España y Portugal se situaron en 5.443 millones de euros en el primer trimestre de 2014, 289 millones de euros inferiores a los del mismo período del año anterior (-5%). De esta cantidad, 5.028 millones de euros corresponden a la cifra de ventas (-7,3%) y 415 millones de euros a otros ingresos de explotación (+35,6%).

El primer trimestre de 2014 recoge los efectos de algunas de las medidas regulatorias aprobadas por el Gobierno durante el año 2013 que no estaban aún recogidas en los resultados del primer trimestre de 2013. Se trata, principalmente, de la reducción de la retribución de la distribución y de la generación extrapeninsular, y la asunción por Endesa del coste del 41,61% del Bono Social. Estas medidas han tenido un impacto negativo de 117 millones de euros en el resultado bruto de explotación (EBITDA) del primer trimestre de 2014.

La compañía ha realizado enormes esfuerzos para conseguir mejoras operativas que han compensado, al menos en parte, los impactos negativos de todas las medidas aplicadas desde 2012: se han reducido en un 9,1% (48 millones de euros) los costes fijos.

Por su parte, la extraordinaria situación de hidraulicidad, que ha supuesto un incremento muy significativo de la producción hidráulica, y la reducción de la producción térmica convencional han provocado, por su parte, una reducción del coste de los combustibles. Además, el precio medio en el mercado mayorista de electricidad se ha reducido en un 39,7%, debido a la extraordinaria situación hidráulica mencionada. Esto ha causado un menor coste medio en las compras de electricidad realizadas así como en el impuesto sobre la generación de electricidad.

Como consecuencia de lo anterior, el resultado bruto de explotación (EBITDA) ascendió a 953 millones de euros, un 0,5% inferior al obtenido en el período enero-marzo de 2013, y el resultado de explotación (EBIT), a 560 millones de euros, con un aumento del 12,4%.

A pesar de la caída del EBITDA, el EBIT ha tenido un incremento del 12,4%, gracias a la evolución del precio de los derechos de emisión de dióxido de carbono (CO2). Las provisiones destinadas en el primer trimestre de 2014 para adecuar el valor contable de los derechos a su valor de mercado han ascendido a 19 millones de euros, mientras que en el mismo periodo de 2013 dicho importe ascendió a 92 millones de euros.

El beneficio neto del Negocio de España y Portugal fue de 350 millones de euros, 12 millones de euros superior, con una contribución del 78,1% al resultado neto total de Endesa. Hay que tener en cuenta, también, que el periodo recoge la dotación de una provisión por importe de 51 millones de euros como consecuencia de la situación de falta de viabilidad económica de Elcogas, tras la finalización de la aplicación de las medidas contempladas en el Real Decreto sobre el procedimiento de resolución de las Restricciones por Garantía de Suministro.

Las inversiones del Negocio de España y Portugal fueron de 140 millones de euros en el primer trimestre de 2014.

 

El Negocio de Latinoamérica

El entorno económico de los países en los que operan las compañías de Endesa se ha caracterizado por el crecimiento de la demanda de electricidad durante los tres primeros meses de 2014: Brasil (+8,3%), Perú (+6,2%), Colombia (+4,9%), Argentina (+2,9%) y Chile (+1,2%)..

En ese contexto, las ventas de distribución de las compañías de Endesa, sin incluir peajes ni consumos no facturados, se situaron en 15.795 GWh, con un incremento del 4,6%, habiéndose registrado aumentos en todos los países: Brasil (+7,9%), Perú (+4,3%), Chile (+3,5%), Colombia (+2,8%) y Argentina (+2,5%).

Por lo que respecta al negocio de generación de Endesa, la producción de electricidad ha disminuido en un 8,5%, hasta 13.957 GWh. Por países, se han producido reducciones en Chile (-15,7%), Argentina (-14,4%), Perú (-2,7%) y Colombia (-1,5%), mientras que sólo se ha producido un aumento en Brasil (+11%).

Los ingresos del Negocio de Latinoamérica se situaron en 2.080 millones de euros en el primer trimestre de 2014, con una reducción del 12,5%.

El EBITDA ha sido de 546 millones de euros, lo que supone una disminución del 22% respecto del primer trimestre de 2013. El resultado de explotación (EBIT) se ha situado en 388 millones de euros, un 25,7% inferior.

De la caída del EBITDA, 79 millones de euros se deben al efecto de la devaluación de las monedas locales respecto del euro en los países latinoamericanos donde Endesa desarrolla su actividad.

Independientemente del impacto de los tipos de cambio, la evolución negativa del resultado de este Negocio se debe fundamentalmente al deterioro del resultado del Negocio de distribución en Argentina y a la reducción de la generación eléctrica de las compañías participadas en Chile, como consecuencia de las condiciones hidrológicas en dicho país y del menor despacho térmico por la parada de la central Bocamina II.

El beneficio neto del Negocio de Latinoamérica de Endesa en el primer trimestre se situó en 98 millones de euros, lo que supone una reducción del 29%. Esta cifra representa un 21,9% del resultado neto total de Endesa.

Las inversiones de este Negocio fueron de 242 millones de euros en el primer trimestre de 2014. De este importe, 27 millones de euros corresponden a inversiones financieras y 215 millones de euros a inversiones materiales e inmateriales.

 

Desarrollo de nueva capacidad

La central hidráulica de El Quimbo en Colombia (400 MW) continuó la gestión de los acuerdos sociales y contractuales que permitirán ejecutar los trabajos en el embalse.

Además, el 27 de marzo de 2014, Endesa Chile ha acordado la realización de una inversión por un importe total de 662 millones de dólares (aproximadamente 480 millones de euros) para la construcción del proyecto hidroeléctrico de 150 MW denominado Los Cóndores, que se espera entre en operación comercial a finales del año 2018.

 

Operaciones Corporativas

1 OPA sobre Companhia Energética do Ceará: El 14 de enero Enersis presentó una OPA a un precio por acción de 49 reales brasileños a los accionistas minoritarios de Companhia Energética do Ceará, distribuidora brasileña de la que ya era accionista mayoritario.

Transcurrido el período de aceptación, que culminó el 17 de febrero, Enersis ha incrementado su participación en un 15,13%, por un valor de aproximadamente 175 millones de euros, de manera que su participación directa e indirecta en dicha sociedad es del 74%.

2. Adquisición de un 50% adicional de GasAtacama: El 22 de abril, Endesa Chile y Southern Cross suscribieron un acuerdo para  la adquisición directa por parte de la primera del 50% que la segunda tenía en GasAtacama, equivalentes al 50% de los derechos sociales de dicha entidad, y para la cesión del crédito que mantenía Pacific Energy en dicho Grupo.

El precio total de la operación ha ascendido a, aproximadamente, 224 millones de euros. Con esta transacción Endesa Chile ha alcanzado el 100% de la participación en Gas Atacama.

3. Adquisición de un 39% adicional de Generandes Perú: El 30 de abril, Enersis ha acordado la adquisición de la participación del 39% que Inkia posee en Generandes Perú por aproximadamente 300 millones de euros. La adquisición está sujeta a determinadas condiciones, entre ellas la autorización de las autoridades peruanas. Con esta adquisición, Enersis pasará a poseer una participación efectiva del 58,6% de Edegel.