» » » Zoido abre al público Artillería a la espera de definir su futuro uso

Zoido abre al público Artillería a la espera de definir su futuro uso

Publicado en: Noticias de Patrimonio | 0

A las diez de la mañana de ayer, el alcalde de Sevilla abrió las rejas de la Fábrica de Artillería, un valioso patrimonio industrial para el que todavía no hay un plan de usos definido y que incluso ha sido utilizado en los últimos años como almacén municipal. La intención del gobierno de Juan Ignacio Zoido era recuperar dicho espacio, uno de los proyectos estrella de un mandato que concluye en dos meses y en el que se ha ejecutado sólo una cuarta parte del presupuesto previsto para la restauración del singular inmueble, que ronda los dos millones de euros.

Una vez que se han acometido las obras más urgentes para consolidar y garantizar la seguridad de la vieja factoría, con un espacio de 22.000 metros cuadrados, el Ayuntamiento cumplió ayer con su objetivo: mostrar a los sevillanos antes de las elecciones municipales del 24 de mayo no sólo este legado, sino también las inversiones y planes realizados y pendientes de ejecutar. Así, desde ayer, la calle principal de la Fábrica de Artillería se ha convertido en una más del viario sevillano, un bulevar interior ya restaurado, al igual que al fachada principal, que comunica la avenida Eduardo Dato con la iglesia de San Bernardo. El día 12 de abril se cerrarán definitivamente sus puertas para continuar con la restauración. 

Zoido quiso hacer ayer un símil entre la situación de este inmueble declarado Bien de Interés Cultural (BIC) y el Consistorio del que se hizo cargo en 2011. «Nos encontramos un edificio abandonado, primero se hicieron labores urgentes de saneamiento, como hemos hecho con las cuentas municipales, y ahora iniciamos la rehabilitación para ponerlo en valor y que Sevilla pueda disfrutar de este espacio singular», apuntó. Las intervenciones se iniciaron en 2013 y la obra más importante no concluirá antes de marzo de 2016, según las estimaciones de los técnicos.

La Real Fábrica de Artillería de Sevilla, un edificio del siglo XVIII, fue cedido por el Ministerio de Defensa a la ciudad en 2008. Ya entonces la voluntad del Ayuntamiento era abrirlo al público a finales de 2012. De hecho, el gobierno municipal presidido por Alfredo Sánchez Monteseirín designó incluso a un grupo de expertos para que redactaran un plan director para todo el solar. Tras el cambio de gobierno, en 2014 la Gerencia de Urbanismo recibió la encomienda de redactar un nuevo plan de usos, aún sin ultimar. Pero, según avanzó ayer el alcalde, todo apunta a que los usos son los que siempre se han barajado, culturales. En concreto, Zoido apuntó la posibilidad de contar allí con sala para exposiciones y congresos, además de un centro de interpretación. También hay otras dependencias que en el anterior mandato se pensaron como espacios para tiendas o bares que darían vida al conjunto. El alcalde optó por «no improvisar» y ser muy cuidadosos con el destino que se le dé en un futuro al edificio. No obstante, aseguró que hay empresas «llamando a la puerta» del Ayuntamiento para saber qué se ha va a hacer en Artillería.

Información generada por Diario de Sevilla, María José Guzmán.Última actualización 29/03/2015