» » » La Junta ultima la declaración como BIC de todo el patrimonio industrial

La Junta ultima la declaración como BIC de todo el patrimonio industrial

Publicado en: Noticias de Patrimonio | 0

El alcalde asegura que la Consejería de Cultura incoará el expediente en menos de dos semanas La protección permitirá acceder a planes de financiación de la Unión Europea.

La Junta de Andalucía ultima la declaración de todo el patrimonio industrial de Peñarroya-Pueblonuevo como Bien de Interés Cultural (BIC), una consideración que tendrán no sólo el Cerco, sino también los demás vestigios del pasado minero del municipio dispersos por todo el término municipal. Así lo adelantó el alcalde peñarriblense, José Ignacio Expósito (PSOE), durante las jornadas organizadas por la asociación de La Maquinilla sobre el futuro del Cerco.

 

Expósito avanzó que en el transcurso de dos semanas la Comisión de Patrimonio de la Administración autonómica celebrará una reunión en la que incoará el expediente de protección. “Hace hace muchos años se inició un expediente de BIC por la categoría de patrimonio indusitral sobre el Cerco. Ahora lo hemos retomado con una serie de modificaciones, ya que hemos incorporado otros elementos del patrimonio industrial que tenemos en la localidad pues vemos fundamental que tengan esa figura de protección”, explicó Espósito. El pasado 7 de abril, la Consejería de Cultura comunicó oficialmente que la incoación sería inmediata.

El alcalde incidió en que se trata de “un paso importante” para poner fin a la degradación de estas estructuras, así como para lograr financiación. “Estamos en un momento complicado, pues los programas del Estado central para las comarcas mineras ya no existen y las que proceden de la Administración autonómica se encuentran en periodo de transición”, explicó el primer edil, quien abundó en que “para acceder a determinados instrumentos, como pueden ser fondos de la Unión Europea, se exige primero tener esta figura de protección”.

Una vez que se obtenga la declaración de zona BIC, se empezará a trabajar en la realización de un plan integral que “permita sacarle el máximo provecho desde el punto de vista turístico, cultural y de uso de los espacios”. El primer paso será “incorporar el Cerco el municipio y darlo a conocer a la ciudadanía”, dijo el regidor. “Tenemos que aprender de una vez por todas que si no somos capaces de valorar lo que tenemos nadie va a venir a hacerlo, y si no planteamos alternativas a los problemas que nos afectan tampoco va a venir nadie a decirnos cómo los tenemos que solucionar”, reflexionó.

El experto en patrimonio industrial y profesor de la Universidad de Sevilla Julián Sobrino incidió en la posibilidad de que el Cerco acoja un laboratorio de investigación de arqueología industrial: “A nivel internacional -expuso durante su ponencia- no existe ningún espacio de investigación que se denomine así. Pelear por que haya aquí uno sería una aventura muy interesante”.

Sobrino resaltó la importancia de contar con una estrategia, para lo que apostó por la redacción de un plan de viabilidad no sólo para el patrimonio minero metalúrgico de la comarca. “La cuenca del Guadiato permite hacer una lectura del tiempo que nos permite viajar hasta el pasado para acercarnos al presente a través de los distintos estratos que constituyen las diferentes fórmulas de aprovechamiento de los recursos”, dijo.

El experto apremió a poner ya en marcha este plan estratégico y puso como ejemplo el caso del municipio sevillano de Villanueva del Rey y Minas, donde el Ayuntamiento y la Universidad de Sevilla han emprendido un proyecto financiado con fondos del programa europeo Interreg que permitirá una revisión del conjunto histórico. Los expertos realizarán sendas maquetas física y virtual que servirán para abordar la puesta en valor de todo su patrimonio de manera global.

El cronista oficial de Peñarroya-Pueblonuevo, Jerónimo López, realizó en su intervención un recorrido por las distintas fases del Cerco, desde su creación hasta su declive y la venta de los anteriores propietarios de este espacio antes de que el Ayuntamiento lo adquiriera. Fue en abril de 2010 cuando el Consistorio y la empresa Prosurop 2000 firmaron la compraventa de estos suelos por tres millones de euros, lo que permitió incorporar al municipio 670.000 metros.

 

Información generada por El Día de Córdoba, Ernesto Mauriz. Última actualización 20/04/2016