» » » El Museo de Carruajes proyecta su mudanza a la Fábrica de Artillería

El Museo de Carruajes proyecta su mudanza a la Fábrica de Artillería

Publicado en: Noticias de Patrimonio | 0

La Gerencia de Urbanismo avala la iniciativa y el arquitecto Juan Ruesga recibe el encargo de realizar el estudio previo.

El Museo de Carruajes gestiona ya su mudanza a la antigua Fábrica de Artillería, el histórico edificio del barrio de San Bernardo edificado en 1782, que carece de uso definitivo por el momento y que termina de ser objeto de obras de reparación por parte de la Gerencia de Urbanismo.

 

 

La entidad, que tiene su sede en el antiguo convento de los Remedios de la Plaza de Cuba, ha encargado al prestigioso arquitecto Juan Ruesga Navarro los estudios previos para llevar a cabo la operación.

El interés de la Fundación Museo de Carruajes, cuyo patronato preside Jesús Contreras, encaja a la perfección con el anuncio realizado por el alcalde de Sevilla en el verano de 2012, cuando aludió a la colaboración público-privada como sistema de financiación para dotar de contenido y propiciar la rehabilitación de un inmueble de 20.000 metros cuadrados que está catalogado como Bien de Interés Cultural (BIC), considerado referente del patrimonio histórico militar e industrial. En los planes municipales para este edificio se encuentra la posibilidad de compatibilizar las delegaciones municipales de Urbanismo y Cultura, un espacio cultural con carácter museístico y usos comerciales, según dijo entonces Juan Ignacio Zoido sin precisar entonces a qué tipo de museo se refería. Desde entonces, se han realizado obras de urgencia con cargo a las arcas de Urbanismo y el PSOE no ha dejado de denunciar que el inmueble se ha convertido en un almacén. El Ayuntamiento, de hecho, aprobó hace un año el uso temporal de la Fábrica de Artillería por parte del Parque Central de Bomberos para hacer acopio de material y vehículos mientras se rehabilitaban sus instalaciones de la calle Demetrio de los Ríos. Los socialistas denunciaron hace una semana que el uso como almacén es ya abusivo.

Conocida es la fluida relación de Zoido con la saga empresarial de los Contreras, por lo que a nadie extraña que se apoye en ellos para sacar adelante un edificio que pudiera convertirse en un estandarte de su gestión. En el verano de 2012, el alcalde reveló el interés de empresarios por el edificio, pidiendo información y analizando las distintas opciones que ofrece el inmueble por sus características en función de su elevado grado de protección urbanística. Zoido ya admitió entonces un hecho notorio: la antigua fábrica de artillería necesita un proyecto de rehabilitación integral. El alcalde abrió la puerta a posibles modificaciones si fuera necesario: «Habría que ajustar determinados usos para que sea comercialmente rentable y puedan convivir usos administrativos, culturales y expositivos». Ya entonces el alcalde calificó de el valor «importantísimo» que para el Ayuntamiento tiene la antigua Fábrica de Artillería, donde la Gerencia de Urbanismo ha invertido meses atrás más de 100.000 euros en obras de urgencia.

El edificio tuvo su origen en una fábrica de bronce de 1565, pasando posteriormente en el siglo XVIII a ser la Fábrica de Artillería bajo el reinado de Carlos III, dentro de un conjunto que responde a un modelo barroco tardío con incorporaciones neoclásicas.

Son 20.000 metros cuadrados en una zona céntrica de la ciudad que «tenemos que mantener, conservar, rehabilitar», expuso Zoido: «Lo tenemos que hacer con un proyecto que sea viable y donde entre la colaboración público-privada como sistema de financiación», apuntando al efecto dinamizador que tendría un edificio con varios usos para el barrio de San Bernardo con salida natural hacia la avenida de Eduardo Dato.

El alcalde no descartaba hace un año la gestión de fondos europeos con los que poder rehabilitar el inmueble, con una meta: «Recuperar parte de nuestra historia pero, al mismo tiempo, prestar buenos servicios públicos y crear empleo con actividades comerciales y expositivas. Por eso la iniciativa privada nos tiene que ayudar».

Zoido dijo entonces que se compartiría con la oposición cualquier proyecto relativo a este edificio: «Será un proyecto de ciudad en el que tenemos que alcanzar un gran consenso, con el que poner en valor no sólo el edificio, sino toda la zona, al mismo tiempo que sirva de atractivo turístico».

Información generada por diariodesevilla.es, CARLOS NAVARRO ANTOLÍ. Última actualización 17/10/2013.