» » » El Adif descarta ceder la dresina al Museo Ferroviario porque sigue en uso

El Adif descarta ceder la dresina al Museo Ferroviario porque sigue en uso

Publicado en: Noticias de Patrimonio | 0

El Ayuntamiento de Ponferrada tendrá que ir pensando en otro vehículo ferroviario para el proyecto de unir el Museo del Ferrocarril con los antiguos talleres de La Placa. La dresina con matrícula 018-004-2 estacionada en la estación de Ponferrada en la que el equipo de gobierno municipal en funciones había puesto sus ojos para que la restaurara la Asociación Cultural Berciana se encuentra «en situación de prestar servicio», según informó ayer a este periódico el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif). Y no cabe la posibilidad de una cesión, o una venta porque para ello «el vehículo debe estar dado de baja y no es el caso».

 

La Gerencia de Área de Infraestructura del Noroeste, titular del vehículo que no ha sido enajenado del servicio ferroviario también aclaró ayer que «no consta» que el Ayuntamiento se haya dirigido al departamento del Adif para solicitar la cesión de la dresina, aunque el Ayuntamiento anunció la pasada semana que había remitido un escrito al responsable de las redes ferroviarias para pedir su donación.

La idea no es nueva. Al hilo de la denuncia sobre el abandono del intercambiador de La Placa, saqueado por ladrones de hierro, el concejal de Cultura en los dos últimos años, Santiago Macías, recordó el pasado año la propuesta electoral de la candidatura socialista en 2011 que encabezó Samuel Folgueral para potenciar el Museo del Ferrocarril recuperando una de las vías que conducen a los antiguos talleres de Renfe, hoy en manos del Adif, y usando algún medio de tracción para trasladar visitantes de un punto a otro. La dresina de la estación de Ponferrada parecía el vehículo adecuado después de que la Asociación Cultural Ferroviaria Berciana restaurara el vehículo. Pero el Adif ha enfriado ahora las expectativas municipales . «La dresina en cuestión no está enajenada del servicio ferroviario», confirmó un portavoz del organismo tras consultar con la Gerencia de Área de Infraestructuras del Noroeste.

Se cual sea el vehículo, la reciente campaña ha servido para comprobar que las quejas sobre el estado de abandono de La Placa —como popularmente se conoce al intercambiador de locomotoras de vapor construido por Renfe a comienzos de la década de los cincuenta y que ha dado nombre a todo un barrio de Ponferrada— han calado en los programas electorales de los partidos políticos, que han incluido la promesa de rehabilitar el patrimonio industrial de la ciudad dentro de sus objetivos para los próximos cuatro años.

Información generada por Diario de León,C. Fidalgo. Última actualización 27/05/2015