» » » Cultura se muda a la Fábrica de Artillería para dar uso al edificio

Cultura se muda a la Fábrica de Artillería para dar uso al edificio

Publicado en: Noticias de Patrimonio | 0

Que no se quede vacía ni un día. Éste es el objetivo que marca la decisión que ha tomado la Delegación de Cultura municipal con respecto a la Fábrica de Artillería: mudar allí sus oficinas para empezar a darle uso al inmenso edificio (20.000 metros cuadrados) que ahora ocupa la Subdelegación del Ministerio de Defensa en Sevilla. La operación se hará de manera inmediata, tomando posesión del inmueble en cuanto los militares concluyan su traslado, previsto para mayo.

El Instituto de la Cultura y de las Artes (ICAS), que dirige Maribel Montaño (PSOE), tiene ahora sus oficinas en pleno Centro, en la calle Silencio, y con este cambio de sede se pretende sobre todo que la Fábrica de Artillería no llegue a cerrarse y evitar así problemas de expolio e incluso que acaben instalándose okupas. Con esta operación, Cultura mata tres pájaros de un tiro: le da un uso parcial (ocupará un 7,5% del total del espacio), soluciona temporalmente el problema creado por el retraso de la rehabilitación de la Puerta de la Carne (donde tendrá su sede definitiva, idea que se mantiene) y se va de su actual ubicación para dársela a la hermandad del Silencio para que construya su casa hermandad, algo a lo que se comprometió en 2006 el pleno del Ayuntamiento.

La idea principal es empezar a darle algo de vida a un edificio declarado bien de interés cultural (BIC), con un desorbitado coste de restauración (cifrado en 76 millones de euros) y que a día de hoy tiene un futuro incierto tras quedarse el Ayuntamiento solo: la Junta renunció a instalar aquí la sede del Archivo General de Andalucía y el Gobierno central ha aparcado sine die el traslado del Archivo Histórico Provincial.

El problema es que con la que está cayendo con la crisis económica el Consistorio no puede afrontar solo la recuperación de unas instalaciones colosales: 20.064 metros cuadrados, es decir, como dos campos de fútbol, unas dimensiones equiparables incluso a los 23.475 metros cuadrados de todo el conjunto de la Catedral. Como primer paso, el ICAS ocupará temporalmente una mínima parte de este espacio, en concreto los 1.500 metros de la zona de oficinas cuya fachada da a la avenida de Eduardo Dato y que ahora usa el Ministerio de Defensa.

Paralelamente se organizarán visitas guiadas para que los sevillanos conozcan el enclave, una iniciativa con la que se pretende abrir un debate público (al que se invitará a instituciones, asociaciones y empresarios) sobre qué otros usos se le pueden dar al antiguo complejo fabril. Porque la intención es acoger varios proyectos diferentes (espacio hay más que suficiente) y en este sentido ya hay un primer invitado a participar: la Fábrica del Arte, una embrionaria fundación privada que desarrollaría un centro cultural al estilo del Círculo de Bellas Artes de Madrid.

La idea es crear un enclave en el que tengan cabida todo tipo de manifestaciones artísticas, con espacio también para exposiciones. Para ello se ha pensado en una zona de 1.700 metros cuadrados que podría tener acceso directo por la calle Santísimo Cristo de la Salud y que además cuenta con un patio al aire libre de 500 metros cuadrados, en el que incluso se autorizaría la apertura de un bar o restaurante. Además, para dar más vida al espacio Cultura abrirá al tránsito público la calle interior que cruza toda la Fábrica de Artillería, que sólo se cerraría ya por la noche.

Información generada por ElCorreoWeb.es, Antonio Morente. Última actualización 30/01/2010