» » » Endesa realiza con éxito un simulacro de emergencias en la Central Térmica litoral de Almería

Endesa realiza con éxito un simulacro de emergencias en la Central Térmica litoral de Almería

Publicado en: Noticias Patronos | 0

• Este simulacro se enmarca dentro de las actuaciones contempladas en el Plan Safety 2011-2015 del grupo Enel para la prevención de accidentes y el fomento de la salud laboral, entre cuyos objetivos se marca la consecución de “Cero Accidentes”.

• En la situación de emergencia, en la que ha participado medio centenar de personas, también Protección Civil, Bomberos, Servicios Sanitarios y Guardia Civil, se ha simulado un accidente de un operario en la quinta planta de la terraza de la turbina de uno de los grupos de generación de la central.

Almería, 17 de noviembre de 2014. Endesa ha realizado con éxito un simulacro en la central térmica Litoral de Carboneras, en Almería, dentro de las actuaciones contempladas en el Plan Safety 2011-2015 del grupo Enel para lograr la consecución de su objetivo de “Cero Accidentes”. Se ha tratado de uno de los “ensayos” con más medios operativos desplegados por Endesa en el que han participado  medio centenar de personas así como miembros de Protección Civil, Bomberos, Servicios Sanitarios y Guardia Civil.

La situación de emergencia recreada ha escenificado el accidente de operario que quedaba colgado de un arnés cuando trabajaba en un andamio a la altura la quinta planta de la torre de turbina del segundo grupo de la central que la empresa tiene en Carboneras. El operario, que resultaba accidentado por caída a distinto nivel, estaba inconsciente y presentaba un shock ortostático, más conocido como síndrome del arnés,  al quedar colgado de sus cabos de anclaje cuando trabajada a aproximadamente 40 metros de altura.

Esta actuación, que duró entorno a una hora, fue realizada en el contexto de los planes de prevención y seguridad que la Compañía realiza de forma periódica en las instalaciones de toda Andalucía y dejó constancia de la coordinación, agilidad y respuesta a las diferentes tareas encomendadas a cada uno de los cuerpos.

El objetivo era poner a prueba la activación de los Planes Operativos de Emergencia para así prevenir incidentes en las instalaciones y estar preparados para actuar de manera efectiva en el caso de producirse, minimizando al máximo posible el tiempo de respuesta observando las normas de seguridad más estrictas para que las supuestas actuaciones no se agraven.

El simulacro ha requerido personal de equipos de primera y segunda intervención, rescate, seguridad, medio ambiente (en alerta, por si la supuesta emergencia tuviera consecuencias medioambientales), primeros auxilios y apoyo para atender la situación. A lo largo de esos casi 60 minutos de movilización para la evacuación de la persona afectada fue necesario acordonar la zona, descender hasta el accidentado que estaba inconsciente, montar una instalación para realizar las maniobras de rescate, inmovilizar a la víctima, descender con ella con un complejo y seguro sistema de anclajes en distintas fases hasta poder ser introducido en la ambulancia para su traslado inmediato.

En paralelo a la actividad propia del simulacro, los observadores –repartidos en el puesto de mando avanzado, lugar del siniestro y puesto de mando central— han actuado determinando, entre otras tareas, el momento de inicio y distintas indicaciones al personar presente, así como recogiendo información de acciones, decisiones e indecencias con el fin de analizar los resultados del ejercicio y tomar medidas de mejora ante futuros eventos, ficticios o reales.